Pandemia acelera la adopción de banca “Tie-less” en México

smiling guy making online payment with credit card and mobile phone

Antes de la pandemia por COVID-19, el efectivo era la forma de pago más popular en México, pues 85.5% de los consumidores realizaban sus transacciones en persona, sin embargo, esta cifra se redujo a 30.2% al comenzar la pandemia, dando paso al uso de aplicaciones móviles (83.1%) sitios web de proveedores (41.7%) y por teléfono (33.3%) 

Estos hallazgos forman parte de una investigación realizada por Temenos, empresa especializada en software para bancos e instituciones financieras; la cual demuestra un alta en la tendencia a los servicios digitales, además de un estilo de banca menos formal y flexible en México.

De acuerdo con los resultados del estudio, una de las consecuencias de la pandemia por COVID-19 y de las restricciones de contacto social y reservas de viajes, es el aumento en el uso de la banca web y móvil, así como el cambio de las expectativas financieras de los consumidores.

Para el 57.1% de los encuestados, el acceso a la web y el soporte al cliente 24×7, representaron el factor más importante a la hora de seleccionar una institución financiera. Esta resultó ser una prioridad abrumadora para los consumidores mexicanos, seguida por la facilidad de apertura de cuentas y la ausencia de trámites (11.9%), la oferta de tecnología segura y opciones de pago flexibles ante el aislamiento por COVID-19 (ambos con 8.2%). 

Para Enrique Ramos O´Reilly, director de Temenos para América Latina y el Caribe, esta investigación revela el surgimiento de la llamada banca “Tie-less”, o Sin Corbata, en todo el país.

“La pandemia por COVID-19 ha acelerado drásticamente el uso de servicios bancarios basados en sitios web y en móviles en todo el país. Esto es parte de una tendencia que impulsa el desarrollo de un sistema bancario más abierto y flexible. Actualmente, son los proveedores de servicios financieros los que se están adaptando a las preferencias de los consumidores, y no al revés”, aseguró.

Al día de hoy, 38.9% de los mexicanos utiliza Internet como su principal fuente de verificación y de búsqueda de información para seleccionar un banco, y más de una cuarta parte (26.2%) recurre a sus redes sociales (amigos e influencers) para tomar una decisión. 

Además, 62.3% de los mexicanos recurre a su dispositivo móvil para consultar y planificar sus finanzas; cifra más alta que la de aquellos que visitan el banco para obtener dicha información (40,3%). 

“Esta es la esencia de la banca Tie-Less; los consumidores están más informados que antes, ya no buscan los servicios tradicionales de la banca, ni recurren a las fuentes de información que consultaban”, puntualizó Enrique.

La investigación también destacó la influencia de las nuevas generaciones del país en el cambio hacia un sistema bancario más flexible; según los datos del reporte:

  • Después de la pandemia, el 14.4% de los encuestados menores de 36 años (Millennials y Generación Z) realizan transacciones por teléfono, en comparación con 10.5% de los mayores.
  • Para el 58.9% de los Millennials y la Generación Z, el acceso a la web y la atención 24×7 al cliente, son los factores más importantes a la hora de elegir un banco, en comparación con 46.9% de los mayores.
  • 17.1% de los encuestados pertenecientes a los Millennials y Generación Z, obtienen información financiera y consejos bancarios a través de las redes sociales (amigos e influencers) en comparación con 11.6% de los mayores.
  • El 53.7% de los encuestados Millennials y de la Generación Z, consultan y planifican sus finanzas a través de sus dispositivos móviles o banca telefónica en comparación con 47.4% de los mayores.

Por si fuera poco, la investigación reveló un espíritu emprendedor y la ambición de crecimiento en México: 36.8% de los encuestados afirmó que una de sus “principales ambiciones” era iniciar su propia empresa, mientras que el 45.1% admitió considerar “frecuentemente” esta iniciativa.

“En términos de ambición, la juventud de México mantiene el liderazgo. El 43.6% de los menores de 36 años tiene como máxima ambición el inicio de su propio negocio, en comparación con el 20.8% de las personas mayores. Y cuando sus ambiciones se hagan realidad, los bancos deberán tomar nota, pues estarán esperando servicios bancarios “Tie-less” detalló Ramos O´Reilly.

La encuesta “Tie-less” banking, o Banca Sin Corbata, se realizó en México, entre el 1 y el 2 de febrero de 2021, con 427 encuestados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.